• (+56) 45 2679683
  • Síguenos: facebook twitter

  • ALMACÉN A SUCCIÓN

    5. almacenaje cajas succion

    No es solamente un sistema de almacenaje, pero también un sistema de secado.
    Almacenar cebollas o papas en cajas tiene la ventaja que el producto no sufre aplastamientos por ser amontonado hasta 4 metros de altura. Además el producto en cajas está compartimentado por tanto, en caso de sufrir una contaminación o infección o plaga durante el almacenaje, el problema no se propaga por todo el almacén sino que queda localizado en una caja. El almacenaje en cajas obliga a invertir en las cajas, pero para manejarla basta una carretilla elevadora o montacargas, no requiere equipos especiales como los almacenes a granel. Almacenar en cajas es lo ideal para productos delicados, como son las cebollas de días cortos.

    ¿Cómo funciona el sistema por pared de succión?
    El aire es succionado por una o varias compuertas verticales en la pared, contra la que se apilan las cajas. El pasillo formado por las cajas se tapa con una lona según muestra el dibujo de abajo.
    Cada compuerta se cierra y se abre por la parte posterior de la pared de succión, según la cantidad de cajas en el almacén. En el dibujo se ve una pila de cajas a cada lado, pero también se puede configurar la pared de succión en tal forma que haya dos pilas de cajas a cada lado de la compuerta. La baja presión que crea la succión por debajo de la lona hace que el aire atraviese la masa de producto por los intersticios entre las papas o cebollas y que salga por la compuerta en la pared de succión. Como se puede ver en el dibujo, el aire pasa por todo el producto
    Muy importante para el buen funcionamiento de este sistema es que las cajas estén todas completamente llenas con producto. Una sola caja llenada hasta la mitad causaría una pérdida importante de auténtica ventilación, porque en esta caja casi todo el aire pasaría por encima de las papas o cebollas, no entre ellas.
    La ventilación por succión es la mejor para secar.
    Cuando aire es succionado, las moléculas se alejan una de otra y por lo tanto dejan más espacio para las moléculas del agua a eliminar durante el proceso de secado.